Un nuevo diseño para el viaducto de la novena

La tercera sería la vencida

A pesar de que el viaducto de la carrera novena contó con un primer diseño en 1995 y luego con un segundo en mayo del presente año, tres meses después se presenta uno nuevo a  petición del primer mandatario de Bucaramanga.

Por Daniela Franco Gutiérrez

dfranco3@unab.edu.co

en el cementerio Universal, ubicado en la carrera novena con calle 45, comenzaría el viaducto de la novena

en el cementerio Universal, ubicado en la carrera novena con calle 45, comenzaría el viaducto de la novena

Después de 19 meses de administración y con el pretexto de “modernizar” la ciudad y atraer mayor número de turistas, el alcalde de Bucaramanga, Fernando Vargas Mendoza,  requirió la presentación de un nuevo diseño para la construcción del viaducto de la carrera novena, en enero del año 2010. Aproximadamente para el 20 de agosto la Alcaldía espera que los planos sean entregados  por la firma Diseños Viales Urbanos,  y seguidamente que se haga la apertura a las licitaciones de la obra.

Se trata de un tercer boceto para el mismo proyecto, si se tiene en cuenta que el primero se presentó en la década de los noventa (1995) cuando la propuesta de la obra surgió. Ese primer diseño quedó en el ‘congelador’ durante las administraciones de Jaime Rodríguez Ballesteros, Luis Fernando Cote Peña, Iván Moreno Rojas y Honorio Galvis Aguilar hasta llegar a la administración actual. “Fernando Vargas en su campaña política dice `voy a hacer el  viaducto de la novena´, entonces se desempolva el viaducto de la novena y ellos contratan unos nuevos diseños. Vargas coge esto como su bandera de campaña, y como lo promete,  lo incluye dentro de su plan de desarrollo”, mencionó Florentino Rodríguez Pinzón, presidente de la Sociedad Santanderana de Ingenieros.

Diecisiete meses después de haber asumido la administración de Bucaramanga, la alcaldía cuenta con la propuesta de un puente  de dos calzadas, cada uno con tres carriles, separador central y 560 metros de longitud, además de dos intercambiadores en cada lado, uno en la calle 45 y otro en el barrio mutis, adicionando 310 metros más. Tres meses más tarde el viaducto sigue planteado con las mismas características pero en una versión de puente colgante o “atirantado”.

Así es la estructura de un puente colgante o "atirantado" como se pretende construir en el viaducto

Así es la estructura de un puente colgante o "atirantado" como se pretende construir en el viaducto

La preocupación de la Sociedad Santandereana de Ingenieros se basa en la limitación presupuestal, ya que de contar a principio de año con créditos y préstamos que sumaban más de 650 mil millones de pesos para las obras de infraestructura de la ciudad,  ahora sólo disponen de un crédito de 100 mil millones otorgado por la Financiera de Desarrollo Territorial, para el viaducto en cuestión y no se alcanza a cubrir el costo total de las otras obras y la vía de acceso por la Avenida Quebradaseca.

De esta manera, sin vías despejadas que lleven vehículos a hacer uso del viaducto, resulta inconveniente la inversión en el proyecto. “Lo que le hemos sugerido al alcalde es que sopese muy bien qué tan conveniente es que hagamos un viaducto al cual no va a ser fácil llegar y donde nos vamos a gastar todo el recurso que tenemos,  y dejamos atorada la ciudad. Entonces si no tenemos asegurada la venta de Telebucaramanga o no hay otros recursos, lo que le aconsejamos al alcalde es que mire muy bien las prioridades y de pronto pare un poquito el viaducto de la novena y concentrarnos más en los intercambiadores claves como lo son, en su orden, el de Neomundo, carrera 27 Mesón de los Búcaros y Quebradaseca con carrera 15”, afirmó Rodríguez Pinzón.

El secretario de planeación municipal, Rodrigo Fernández Fernández, sugiere que por  ser complemento del sistema integral de transporte masivo, este proyecto hoy cobra mayor vigencia. “Es necesario ofrecer alternativas de movilidad entre norte y sur del área metropolitana de Bucaramanga. La importancia no es sólo del viaducto sino del proyecto macro que es una comunicación desde las instalaciones del acueducto de Bucaramanga hasta el anillo vial que une Floridablanca y Girón”, señaló Fernández.

El propósito de esta obra surge de la necesidad de descongestionar los viaductos García Cadena y el de La Flora, atrayendo tráfico que se moviliza de oriente a occidente por la calle 36 con carrera novena y facilitar el flujo vehicular de los barrios del occidente y norte de la ciudad.

De los 100 mil millones de pesos, el 80% se destinará solamente para el puente, es decir, 80 mil millones, y los 20 mil restantes tendrían que cubrir los gastos de los respectivos intercambiadores (calle 45 y barrio mutis) que según cuentas de la Alcaldía se estiman en 10 mil millones cada uno.  De ser aprobado el tercer diseño en este mes, se “arrancaría el proceso de compra de predios, los que sean necesarios para los accesos al viaducto y posteriormente el proceso licitatorio”, insistió Fernández, quien además estima una duración de 24 meses arrancando a principios de 2010.

La Secretaría de Planeación Municipal manifiesta  agrado por el impacto social que este proyecto pueda traer debido a que “cuando se mejoran las condiciones de movilidad, inmediatamente están mejorando las condiciones y la calidad de vida de los ciudadanos. En la medida en que podamos ahorrar tiempo al conductor o a quien se desplaza, estamos entregando tiempo para su esparcimiento, para compartir en familia”, explicó Fernández.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: