Taxistas denuncian irregularidades

Abrirían 1.200 cupos nuevos

Según el Ministerio de Transporte en un decreto de 2001 para aumentar un parque automotor de vehículos de servicio público, las autoridades competentes deben realizar un estudio que justifique la necesidad de estos en el municipio. Entonces, ¿se hizo un estudio previo para la autorización de nuevos cupos en Bucaramanga y su área?

Por Adriana María Serrano Sanín

aserrano8@unab.edu.co

Código de barras que legaliza a los taxis en el censo que realiza el Área Metropolitana. Taxi que no lo tenga será inmovilizado por las autoridades de tránsito. /FOTO ADRIANA MARÍA SERRANO

Código de barras que legaliza a los taxis en el censo que realiza el Área Metropolitana. Taxi que no lo tenga será inmovilizado por las autoridades de tránsito. /FOTO ADRIANA MARÍA SERRANO

Campo Elías Gómez Martínez, miembro de la Veeduría Metropolitana de Taxistas y presidente de la Asociación de Taxistas de Santander, asegura que las autoridades de los diferentes municipios junto con la entidad Área Metropolitana, pretenden abrir 1.200 cupos nuevos para la circulación de vehículos tipo taxi, que serían asignados para reemplazar los buses que salen de las vías por la entrada en funcionamiento de Metrolínea. Gómez Martínez, con pruebas en mano, aseguró que ya comenzaron a hacerlo con los cupos otorgados en Floridablanca, avalados con el código de barras de Taxi Legal del censo que realiza la entidad Área Metropolitana.

Las razones que tiene la Alcaldía de Floridablanca para abrir once cupos, es que estos ya habían sido asignados en 1996 por decreto municipal, en el que se autorizaba el ingreso de 199 taxis de servicio público urbano o municipal, a la empresa Flotax Taxis de Floridablanca S.A; de los cuales, según Humberto Castro Anaya, secretario general y jurídico de la Dirección de Tránsito y Transporte de Floridablanca, en la época se matricularon sólo 188 y los 11 restantes son los que decidieron matricular en 2009.

Gabriel Alfonso Saavedra, director encargado del Área Metropolitana, aclara que no está autorizando la matrícula a ningún vehículo tipo taxi respetando el decreto metropolitano de 1997, en el que se congela el parque automotor; y que “las decisiones tomadas en Floridablanca son competencia exclusiva de las autoridades de ese municipio”, misma intención manifestada en una carta de esta institución dirigida al director de Tránsito y Transporte de Floridablanca, Luis Eduardo Rodríguez Pinzón, el 27 de julio de 2009.

El alcalde de Bucaramanga Fernando Vargas Mendoza dice que no ha autorizado más cupos para taxis en el municipio, argumentando que la ciudad no tiene capacidad para recibirlos.

 

Imágenes de taxis con numeración posterior a 07206 que prueban, según el gremio taxista, que si se están abriendo nuevos cupos en la ciudad y su área. /FOTO ADRIANA MARÍA SERRANO

Imágenes de taxis con numeración posterior a 07206 que prueban, según el gremio taxista, que si se están abriendo nuevos cupos en la ciudad y su área. /FOTO ADRIANA MARÍA SERRANO

 

Lo que establece la ley

Para que un vehículo pueda circular brindando servicio individual, lo primero que tiene que conseguir es un cupo, que es otorgado por el municipio. Lo siguiente, es sacar la matrícula del vehículo que es otorgada por las entidades de tránsito municipales. En el caso de Bucaramanga y el área metropolitana existen los cupos municipales y los urbanos, los primeros, dados para transitar sólo por el municipio en el que se otorgó el cupo; y los segundos, otorgados para la circulación por toda el área metropolitana.

Es por esto que el 2 de enero de 1997 por decreto metropolitano, se congeló el parque automotor y se censaron los taxis con la figura de números verdes, (numeración ubicada en los laterales y parte superior del vehículo), llegando hasta la enumeración 07206, es decir, un total de 7.206 taxis autorizados desde 1998; de los cuales, 6.608 son de cupo metropolitano y 598 de cupo urbano.

El gobierno nacional el 5 de febrero de 2001 a través de un decreto del Ministerio de Transporte y que sigue en vigencia hoy, establece que para el ingreso de vehículos a un parque automotor, “las autoridades de transporte competentes no podrán autorizar el ingreso de taxis al servicio público de transporte, por incremento, hasta tanto no se determinen las necesidades del equipo mediante el estudio técnico”. Según el decreto, el estudio se realizaría teniendo en cuenta los siguientes parámetros: determinar las características de la oferta de vehículos que se necesiten y sus requerimientos.

Los cupos asignados en Floridablanca fueron autorizados en 1996 como cupos urbanos, por lo que sólo circularían en el área que limita a su municipio. Si se hacen las cosas según la ley, los taxis que tienen cupo urbano sólo podrían circular por su radio de acción municipal, y para esto se necesitaría mayor control de las autoridades de tránsito de todos los municipios que conforman el área metropolitana.

Gómez Martínez asegura que no se ha realizado ningún estudio para otorgar estos once cupos, y que el decreto de 2001 del Ministerio de Transporte deja sin vigencia las disposiciones anteriores sobre el tema. Mientras que, Castro Anaya asegura que “se elaboró y se presentó el estudio, por lo tanto se está hablando de una capacidad transportadora expedida desde el año 96”, y que “en su momento se llenó todo de acuerdo con la normatividad vigente para la época”.

 

 

 

 

Aviso ubicado en la parte posterior de algunos taxis, con la intención de convocar a un paro el 3 de agosto. /FOTO ADRIANA MARÍA SERRANO

Aviso ubicado en la parte posterior de algunos taxis, con la intención de convocar a un paro el 3 de agosto. /FOTO ADRIANA MARÍA SERRANO

El paro

 

 

 

El pasado 3 de agosto se llevó a cabo un paro convocado por el gremio taxista, en el que se hacían las denuncias acerca de los nuevos cupos asignados. Según Gómez Martínez, se estaba realizando el incremento de este tipo de vehículos “por debajo de la mesa”.

Gómez Martínez asegura que después de la reunión entablada con las autoridades municipales representadas por Néstor Castro Neira, alcalde encargado de Bucaramanga; las de tránsito encabezadas por el secretario general y jurídico de la Dirección de Tránsito de Floridablanca, Humberto Castro Anaya y la directora de Tránsito de Bucaramanga Elvia Sarmiento Osma; el director regional del Ministerio de Transporte, Rodolfo Vargas Gómez; y los representantes de el gremio taxista, Carmelo Guerrero y Campo Elías Gómez,  se escribió un acta en la que las partes acordaban quitar el adhesivo de ‘Taxi Legal’ y, sacar de circulación los once vehículos que habían autorizado en Floridablanca. Castro Anaya habló con 15 y señaló que “lo que ahora se hizo fue darle cumplimiento a un decreto que estaba firme, que no había sido objeto de nulidad”; además advierte que “ni el alcalde de Floridablanca, como tampoco el director de Tránsito, han expedido un incremento en capacidad transportadora”. Además, asegura que en el censo realizado en 1998 sólo se tuvieron en cuenta los vehículos matriculados a la fecha; y que el decreto levantado en la época por la entidad Área Metropolitana no puede contradecir un decreto municipal, porque la facultad para otorgar los cupos de tipo urbano la tiene el alcalde de cada municipio. 

Anuncios

Una respuesta a Taxistas denuncian irregularidades

  1. Martha Eugenia dice:

    Interesante investigaciòn que deja ver el tráfico de cupos para taxis por intereses de las partes. Artículo bien documentado. Felicitaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: