Afectada la ganadería en Santander

Por Melissa García Neira
mgarcia16@unab.edu.co
Venezuela es el mayor comprador que tiene Colombia después de Estados Unidos. Al país vecino se exporta carne, pescado, legumbres, cereales, huevos, leche, tabaco, zapatos y ropa, factores que hacen que la crisis esté golpeando a los gremios avícola, agricultor, textil y de calzado entre otros. Uno de los más afectados es el sector ganadero que exportaba a Venezuela el 95% de la leche y el 99% de la carne producida en Colombia en el año 2008. Cifras considerables que, aunque han sufrido grandes variaciones por la crisis política en 2009, siguen ocupando primeros puestos en el comercio hacia el exterior.
El pasado 28 de julio el presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías, congeló las relaciones comerciales con Colombia y ordenó el retiro del personal diplomático de Venezuela en el país después que funcionarios de Suecia le pidieron aclarar por qué las Farc tenían en su poder lanzacohetes y antitanques de fabricación sueca que fueron vendidos al Gobierno venezolano. El presidente del país vecino consideró esto como una “nueva agresión del irresponsable gobierno colombiano”, como lo manifestó en rueda de prensa.
Al año Venezuela compra a Colombia 12 mil toneladas de ganado en píe (ganado vivo) y en canal (carne procesada), de estas 12 mil, 6 mil son consumidas en un periodo de ocho meses y el resto es guardado en sus despensas y suple las necesidades del país hasta el nuevo pedido el siguiente año. En términos mensuales, el país vecino compra 2.000 cabezas de novillos en píe; esto equivale a aproximadamente 164 mil millones de pesos (80 millones de dólares). Omar Parada, director técnico de fincas del Fondo Ganadero de Santander, Fogasa, afirma que “de estas cabezas de ganado, por lo menos 1.200 son de Santander”.
Esto equivale a aproximadamente 97 mil millones de pesos (48 millones de dólares) que dejan de entrar a la región. Esto se ve reflejado en inversión de capital, generación de empleo y consumo para la región.
La cercanía de Santander con la frontera posibilita la entrega de carne fresca por facilidades de transporte, lo que disminuye costos con relación a Argentina, Brasil, Nicaragua y Uruguay, entre otros. Por esta razón el flujo de dinero por exportaciones hacia Venezuela es tan amplio.

Situación actual

“De las 2,000 cabezas de ganado en píe que exporta Colombia a Venezuela al mes por lo menos 1,200 son de Santander”, afirma Omar Parada, director técnico de fincas de FOGASA. /FOTO Juan Diego Pinzón Órtiz

“De las 2,000 cabezas de ganado en píe que exporta Colombia a Venezuela al mes por lo menos 1,200 son de Santander”, afirma Omar Parada, director técnico de fincas de FOGASA. /FOTO Juan Diego Pinzón Órtiz

La crisis política no da luz verde para la reactivación del movimiento comercial entre los dos países y mientras esto no ocurra los colombianos pagaran la sobreproducción de carne pero a precios inferiores a los que asumía Venezuela por la misma cantidad.
Producir un kilo de carne en Colombia cuesta $3.236 pesos (1,6 dólares) y este kilo era comprado por Venezuela a un valor de $3.700. Actualmente el mismo kilo está siendo vendido a un valor de $2.900 en el mercado interno y a otros mercados.
Esta disminución en el precio perjudica a todo el sector ganadero, debido a que si los precios de producción se mantienen, no se justifica tener tantas hectáreas de ganado y no poder producir lo mismo que antes.
En el caso específico de Santander, el frigorífico El Vijagual sacrificaba 1.200 reses al mes para Venezuela que correspondían al 60% de la producción, según Jesús Alberto Güiza, jefe administrativo del frigorífico, actualmente solo se sacrifican 400 reses hacia ese país que equivalen al 33% de la producción.
“Colombia es la despensa de Venezuela”, afirma Güiza, quien sostiene que su empresa y el sector ganadero en general confían en que aún no se ha cerrado completamente la frontera y que esto permite de una u otra forma algún tipo de comercio con el vecino país. “Nosotros les podemos entregar carne fresca y de calidad, ellos tarde o temprano tendrán que reactivar las relaciones”.
El argumento de la carne fresca es el más fuerte de los ganaderos. “La carne nuestra es de calidad”, afirma Omar Parada, director de fincas de Fogasa.
La calidad pasa a un segundo plano cuando se mira la competencia en el resto de América Latina. Parada explica que el mismo kilo de carne que se produce en Colombia a un costo de $3.236 (1,6 dólares) en países como Argentina y Nicaragua se produce a $1.213 (60 centavos de dólar), esta diferencia en el costo de producción permite a estos países vender a un precio inferior al colombiano lo cual sería una garantía para Venezuela permitiendo suplir sus necesidades de consumo.
Jesús Alberto Güiza, al respecto afirma que “lo del precio de producción deja de importar porque lo que Argentina le entregaría a Venezuela en 20 días o Brasil en 25 días, nosotros le podemos entregar en 5 días, les vendemos carne fresca, ellos no”. La cercanía de los dos países es un punto a favor, pero el hecho que Venezuela pueda adquirir por menos dinero lo mismo que compra a Colombia es un punto que no se puede pasar por alto.
Con más razón cuando, como lo afirma Martha Consuelo Carreño del Departamento de Estudios Agronómicos de la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, “el 99% de la carne y de la leche producida en Colombia se vende a Venezuela”. De la misma forma sostiene que “la congelación de las relaciones comerciales está afectando a todos los gremios y al ganadero de manera muy fuerte”.
Alternativas
Colombia ha perdido aproximadamente 245 millones de dólares (acumulado valor exportaciones de mayo 2009) a raíz de la crisis y si esto continúa como va cada vez van a ser mayores los ceros que seguirán restándose. Omar Parada, comenta la necesidad de buscar nuevas alternativas para suplir este mercado. “Lo difícil es que la mayoría de los países alternativos son suplidos por los vecinos y entrar a competir por calidad con ellos es muy difícil”, agrega.
Jesús Alberto Güiza del frigorífico El Vijagual menciona a Rusia y República Dominicana como posibles mercados alternativos.
Son muchas las opciones que tienen pensando a los ganaderos, la forma de competir es por calidad y no por precio, pero como lo plantea Martha Consuelo Carreño, “las relaciones comerciales con los países no nacen de la noche a la mañana, esto requiere tiempo y los resultados se verán a largo plazo” y esto es algo que se debe tener claro al momento de pensar en soluciones.
El sector ganadero podría ser entonces uno de los más afectados en el país y Santander dejaría de recibir 1.164 millones de pesos, teniendo en cuenta únicamente las exportaciones de ganado en pie al año, mientras el mandatario colombiano y el venezolano sigan en disputa.

La producción de ganadería en Santander se redujo a la mitad. El precio que paga el consumo interno no alcanza a suplir los costos de producción. /FOTO Juan Diego Pinzón Ortiz

La producción de ganadería en Santander se redujo a la mitad. El precio que paga el consumo interno no alcanza a suplir los costos de producción. /FOTO Juan Diego Pinzón Ortiz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: