Una llamada en espera al cuidado del medio ambiente

GetAttachmentDespués de que el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, lanzó en abril de 2007 la campaña nacional “Recicla tu móvil o celular y comunícate con la tierra”, Bucaramanga aún no cuenta con programas de promoción y atención acerca del tema.

Por Laura Luna
lluna3@unab.edu.co
Una de las mayores inversiones en planes de gestión ambiental que ha hecho el Gobierno colombiano, fue realizada en el primer semestre de 2007, cuando se buscó crear conciencia en los ciudadanos para que donaran voluntariamente sus equipos de telefonía móvil en desuso, y así contribuyeran a su posterior reciclaje. Este proyecto, impulsado por el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, comprometió a Comcel, Movistar, Tigo y Avantel; y Nokia, Motorola, Sony Ericsson, Samsung, LG electrónicos, Alcatel y ZTE. “Recicla tu móvil o celular y comunícate con la tierra” se inauguró con 153 puntos de recolección en 30 ciudades del país.
Sandra Milena Flores, que trabaja en una venta ambulante de minutos y ha tenido más de 10 celulares diferentes en menos de un año, asegura que “cuando uno ya los usa y no tienen arreglo, los bota porque no tiene qué más hacer con ellos”.El costo de la campaña que buscaba promocionar los lugares, y los procesos de la adecuada disposición de los móviles se estimó en 23.000 millones de pesos, dinero que hoy parece estar echado a la caneca de la basura. Gustavo Mantilla, especialista en ingeniería ambiental y funcionario de la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (Cdmb), entidad al frente de todas las estrategias de protección del medio ambiente en la ciudad, dice que “el reciclaje de celulares sirve primero, para no contaminar el entorno y segundo, porque con los celulares reciclables se pueden reutilizar piezas y generar un nuevo equipo, de esa manera se disminuye la cantidad de materias primas que debemos emplear y disminuimos el impacto causado por los desechos electrónicos”.

Esta alianza entre las compañías de telefonía y el Ministerio, crea una oportunidad de trabajo para las empresas que colaboran y las que reciclan, este es el caso de Gaia Vitare Ltda., dedicada exclusivamente a tratar artículos eléctricos en el país y ubicada en Bogotá desde 2004 asegura que “reciclar un celular tiene un costo de 800 pesos, (…) las compañías deben recoger el aparato viejo para reemplazarlo por el nuevo, con el fin de tratar ese material obsoleto, como se hace en países desarrollados”.. Por ejemplo a la Empresa de Aseo de Bucaramanga (Emab), llegan los residuos combinados, que tienen como destino final el relleno sanitario. “No existe una selección de la fuente, ni una posterior al almacenamiento. No existe selección específicamente de celulares en la celda de residuos reciclables”, explica Cristian Castro, interventor y funcionario de la Emab.

Santander ha visto como los efectos devastadores de las catástrofes naturales implican grandes gastos en la cartera gubernamental. Por ello, la intervención del Estado y de las empresas para educar frente al tema es indispensable. Jesús Ángel Castro, especialista en ingeniería ambiental asevera que “Bucaramanga, en este momento no tiene conciencia de reciclaje. A pesar de las capacitaciones y los proyectos que se han empezado a realizar en las empresas, no existe un compromiso ciudadano frente al este proceso”.
Entonces, ¿qué ha pasado con las grandes inversiones destinadas al reciclaje de celulares? La población ignora este modo seguro de deshacerse de los equipos móviles a pesar de que en la ciudad hay seis centros de recolección de celulares y baterías ubicados en las oficinas de Tigo, en el Centro Comercial Cañaveral local 136; la calle 48 # 35a – 08 sede y tienda Cabecera; Comcel, la carrera 33 # 44 – 56; Movistar en la carrera 29 # 48 – 79; Avantel, en la carrera 33 # 47 – 41 y Motorola, en la carrera 35 # 51 – 35 local 3.
Los residuos que los desechos electrónicos generan, tienen grandes componentes tóxicos (como arsénico y cadmio) que aunque pasen por el relleno sanitario entrarán en estado de degradación y van a contaminar las corrientes de agua superficiales y subterráneas, de modo que, por ejemplo si consumimos un animal que haya habitado esas corrientes y está contaminado, adquirimos simultáneamente las sustancias que él acumuló en su organismo.
A la espera de que este tipo de proyecto funcione, los dispositivos de “Recicla tu móvil o celular y comunícate con la tierra” siguen comprometidos con el medio ambiente y el mejoramiento de su país convocando a los usuarios para que reciclen. El Gobierno nacional está comprometido a la realización de gestiones más efectivas frente al tema, pues Colombia podría acumular en los próximos cinco años 140 mil toneladas de basura electrónica, según lo evidencia un estudio del Instituto Federal Suizo de la Prueba e Investigación de Materiales y Tecnologías. Hace cuatro meses, el Ministerio de Comunicaciones informó a los medios que “en Colombia hay cerca de 35 millones de teléfonos celulares abandonados o en desuso, pero apenas 531.804 celulares han sido recogidos en los últimos dos años y en lo que va de 2009 la cifra no superaría los 17 mil”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: