El de seno es el cáncer más frecuente en las mujeres en Santander

Según el Registro Poblacional de Cáncer del Área Metropolitana de Bucaramanga y el Observatorio de Salud Pública en Santander, cada semana se diagnostican entre 3 y 4 nuevos casos de cáncer de mama en la ciudad.

Por Catalina María Ramírez Serrano
cramirez5@unab.edu.co

La Liga Santandereana de Lucha Contra el Cáncer realiza en octubre la campaña, “Que no ‘senos’ olvide, acude a tu médico”, que pretende sensibilizar a las mujeres acerca de la importancia de hacerse el auto-examen y de asistir a consulta ante cualquier anomalía en sus mamas.

La mamografía es el examen más confiable para detectar el cáncer de seno. En Colombia las mujeres mayores de 50 años deben realizarla cada dos años. /FOTO CATALINA RAMÍREZ

La mamografía es el examen más confiable para detectar el cáncer de seno. En Colombia las mujeres mayores de 50 años deben realizarla cada dos años. /FOTO CATALINA RAMÍREZ

En Santander este tipo de cáncer es el que más aqueja a las mujeres, según estudios realizados por el Registro Poblacional de Cáncer del Área Metropolitana de Bucaramanga  y el Observatorio de Salud Pública de Santander. Nuevos casos de cáncer de seno aparecen en 37 de cada cien mil mujeres de esta área geográfica cada año, siendo incluso más frecuente que el cáncer de cuello uterino.

El cáncer de mama es la consecuencia del crecimiento desordenado e incontrolado de las células de la glándula mamaria. Antecedentes familiares en primer grado de consanguinidad, antecedentes personales de cáncer de mama, una prematura menstruación (antes de los 12 años), menopausia tardía (después de los 55 años), la ausencia de la lactancia, el consumo de bebidas alcohólicas y la obesidad, son algunos factores de riesgo que aumentan la posibilidad de padecerlo.

Esta enfermedad se clasifica en estadíos I, II, III y IV dependiendo del avance que tenga el cáncer. El Instituto Nacional de Cancerología reporta que el 64% de las mujeres llegan a consulta en estadíos II y mayores. El médico cirujano Jairo Mora Duarte, señala que “el cáncer debe clasificarse. Es decir, determinar en qué estadío se encuentra la mujer en el momento del diagnóstico. Los dos primeros son precoces y el tercero y el cuarto son tardíos. Infortunadamente, la mayor parte del diagnóstico de cáncer de mama se realiza en estadíos tardíos”.

Mejor prevenir

Las campañas contra el cáncer de seno van enfocadas a dar información a las mujeres para que ellas sean conscientes de la importancia de la detección del cáncer en las primeras etapas para que el tratamiento sea más efectivo. “Aumentar la incidencia de la detección precoz del cáncer de mama puede brindar a las pacientes un tratamiento muy cercano al 100% de curación y los mejores resultados estéticos que van de la mano con la detección”, argumenta Mora Duarte.

El auto-examen, el examen clínico y la mamografía son los pilares básicos para la detección precoz del cáncer. “En la medida en que las mujeres se hagan estos exámenes les va a permitir una detección temprana. Si hay algún tipo de anomalía los tratamientos serán mucho más eficaces y la calidad de vida del paciente será óptima”, explica Yaneth Rocío Díaz Cadena, trabajadora social de la Liga Santandereana de Lucha Contra el Cáncer.

Sandra Carvajal tiene 31 años y es madre de dos niños, de 10 y 15 años. En su familia existía un caso de este tipo. En 2004 fue diagnosticada con cáncer de mama. “Cuando me lo descubrieron estaba en etapa II. Una vez mientras me bañaba me sentí una pelotica e inmediatamente acudí al médico”, recuerda. Primero pasó por el tratamiento de quimioterapia, radioterapia y la extracción del tumor en su seno derecho. Cuando terminó el tratamiento le volvieron a hacer los exámenes y descubrieron que el cáncer había hecho metástasis a la mama izquierda, razón por la cual le practicaron una mastectomía (extracción del tejido mamario) doble. “Antes de hacerme la operación pasé por un acompañamiento sicológico que me ayudó a asimilar esta situación. Fue un proceso muy difícil para mí y para mi familia. Cuando me enteré, traté de ponerle el pecho a la enfermedad pero por dentro estaba totalmente destrozada porque eso es una m…”, relata.

La promoción del auto-examen tiene como propósito inculcar en las mujeres el hábito de hacérselo cada mes, ocho días después de la menstruación. “Se ha visto que el proceso del auto-examen de mama conlleva a que la mujer llegue a un momento en que conozca tanto sus mamas que si llega a encontrarse con una situación fuera de lo normal o alguna formación extraña, lo note”, afirma Díaz Cadena. Además, agrega que “la mayoría de las mujeres conocen qué es el auto-examen, pero muy pocas se lo realizan periódicamente”. En un sondeo realizado por 15 a 20 mujeres se comprobó que 15 de ellas conocen qué es el auto-examen, pero tan sólo 4 se lo realizan regularmente.

El examen clínico es otra de las recomendaciones que hacen los especialistas a las mujeres. La visita anual al médico es fundamental para verificar el estado de salud de la paciente, tenga o no dolencias.

Aunque hoy en día se están utilizando métodos como la ecografía y la termomamografía para la detección del cáncer de mama, la mamografía es el examen más confiable en detectarlo. Este método ha generado opiniones encontradas con respecto a la edad en la que debe comenzar a realizarse. En Colombia, las mujeres a partir de los 50 años deben empezar a practicarse la mamografía cada dos años. Y las mujeres con factores de riesgo de presentar cáncer de mama deben hacerse los estudios radiológicos a partir de los 40 años.

Natalia Jaramillo médico radiólogo afirma que “se ha visto que el grupo con mayor incidencia de cáncer de seno está en mujeres entre 40 y 60 años, pero hay mujeres tan jóvenes, con 22 años, con cáncer de mama que tienen historia familiar de otros casos como la mamá o las hermanas con cáncer de seno”.

Tecnología en Santander

En la Fundación Oftalmológica Clínica Ardila Lülle (Foscal) cuentan con la última tecnología para la detección del cáncer de mama. En este año llegó un mamógrafo para practicar estos exámenes.

La mamografía digital es la última tecnología que se emplea para detectar el cáncer de seno. /FOTO CATALINA RAMÍREZ

La mamografía digital es la última tecnología que se emplea para detectar el cáncer de seno. /FOTO CATALINA RAMÍREZ

La ventaja de esta tecnología es el tiempo, tanto de la compresión de la mama como el del resultado. Natalia Jaramillo, trabaja con este equipo y asegura que “la mamografía digital sale de una vez. Con la mamografía convencional toca sacarla e ir a mirarla. Si la paciente se movía se debía repetir y el proceso era mucho más largo. Con la mamografía  digital se está pendiente de la paciente, la compresión no es tan fuerte y fuera de eso no se están utilizando químicos para el revelado”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: