Biocetano: un avance hacia el combustible ‘verde’

Tras dos años de trabajo el equipo de proyectos de la Empresa Colombiana de Petróleo, Ecopetrol, presentó este nuevo producto, un aditivo generado a partir de aceite vegetal, poco contaminante y de alta calidad; pero que aún no ha sido probado industrialmente.

Por Laura Luna
lluna3@unab.edu.co

A diferencia de las plantas de biodiesel, el biocetano se puede obtener en las plantas convencionales de la refinería, lo que disminuye los costos de producción. /FOTO SUMINISTRADAActualmente existe un debate mundial por el manejo de los combustibles fósiles que son una fuente económica poderosa para cualquier país. Por esto se han abierto espacios para la creación de combustibles renovables cuyo origen procede de fuentes tan diversas como aceites de higuerilla, jatrofa (tipo de arbusto o árbol que se da en los trópicos), algas y grasas animales; en los que la generación de dióxido de carbono (uno de los contaminantes más fuertes) es mínima pues la producción de dichos elementos permite la fijación de carbono durante el desarrollo de los cultivos para producirlos.

Ecopetrol (http://www.ecopetrol.com.co/especiales/carta_petrolera119/rev_biocombustibles.htm)

 ha venido creando diversos productos en la búsqueda del abastecimiento de combustible alternativo, con esta iniciativa empezó el proceso de creación del biocetano. Manuel Núñez, doctor en ingeniería química y jefe de proyectos de Investigación de Producción de Biocetano de Ecopetrol, señala que “estamos solucionando un problema mundial, pues cuando el petróleo se acabe ¿cómo vamos a mover los carros del futuro? (…) Consideramos que en el país podríamos llegar a obtener todos los combustibles a partir de productos renovables. Es seguro que en algún momento el petróleo se va a acabar y en esa medida Colombia tiene las tierras necesarias para cultivar aceite de palma u otros combustibles que podemos utilizar, productos renovables provenientes del agro”.

A pesar de las evidentes ventajas que presenta la producción de este biocombustible que no contiene azufre, aún no se han aprobado las leyes para obtener las modificaciones que incentiven y favorezcan la producción de biocetano (como ocurre con otros productos), falta realizar pruebas de mezcla y adición para hacer que el producto funcione mejor en un ambiente de bajas temperaturas (aumente su fluidez) e inspeccionar el efecto dañino que se puede producir en los suelos. “El impacto que se cause en el suelo depende del manejo que se de al cultivo. No podemos decir que la siembra daña el suelo, depende del manejo de la tierra, desde la parte labranza, riego, drenaje y fertilización”, explica el ingeniero agrónomo, experto en suelos, Jesús Galvis.

En el afán por subsanar un problema de suministro se logra también reponer los daños causados al ambiente pues los planes de cultivo de palma -para la producción de aceites vegetales- llevan consigo unos requerimientos para recuperación de suelos, que consisten en la siembra, el aireo y todo lo que tiene que ver con compactación del terreno. “Tenemos un compromiso con el entorno y por ello la investigación en biocombustibles lo que busca es potenciar el uso de recursos renovables y estructurar las diversas fuentes de combustible como el biocetano. Este producto es más fácil de transportar que el biodiesel, sus componentes son de fácil asimilación, no contamina y se puede producir en las mismas plantas”, asevera el ingeniero químico e investigador del Instituto Colombiano del Petróleo (ICP), Alexander Guzmán.

La otra cara de los biocombustibles

Esta es la conversión del aceite de palma luego de pasar por las reacciones en las que se mezcla con el hidrógeno y  se fijan las moléculas de carbono  para obtener el biocetano. /FOTO SUMINISTRADA POR ECOPETROL Helmer Rodolfo Acevedo Gamboa, líder del grupo de Investigación en Biocombustibles, Energía y Protección del Medio Ambiente y docente de la Universidad Nacional de Colombia, expone que “está comprobado que no ha existido una disminución en el desempleo en las zonas productoras de biocombustibles, eso da un indicativo que es un programa que no trae progreso y beneficios sociales. Por otro lado, tampoco trae beneficios ambientales, pues la producción de biocombustibles, por la forma como se lleva a cabo en Colombia, es bastante ineficiente y basada en tecnología obsoleta”.

En estos momentos, según el ICP, hay siembras de palma en nueve departamentos del país (Meta, Cesar, Santander, Magdalena, Nariño, Casanare, Bolívar, Cundinamarca y Norte de Santander).

Refiriéndose al tema, Javier Rojas Cárdenas, ingeniero de petróleos, argumenta que “este tipo de productos no compiten con los combustibles, comparten intereses en su utilización y el servicio que cumplen pero reemplazar el combustible como lo conocemos no es una posibilidad para los biocombustibles”. Del mismo modo “la producción de biocetano no resulta en un proceso “bio” como lo denominan en Colombia, es sencillamente una forma alterna de producir un combustible alternativo a partir de un aceite vegetal” afirma Acevedo Gamboa,  y consecuentemente es necesario que primero se convierta en un producto que legalmente reciba apoyo para su estudio e investigación, y segundo, que evidencie un avance en el desarrollo no sólo tecnológico, sino económico y productivo de una región.

Para obtener más información puede visualizar este video. Un debate que sobre el tema de biocombustibles impulsaron de manera conjunta Colciencias, la Universidad Nacional de Colombia y la Comisión Quinta de la Cámara de Representantes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: