Sin mar pero con navegantes

 “Para mí la practica no es un sacrifico”
Con esta afirmación Juan Sebastián Gómez Meyer, explica como se vincula a la práctica de la navegación a vela, de los logros obtenidos y de las metas para el siguiente año.

Por Laura Luna
lluna3@unab.edu.co

GetAttachment

Juan Sebastián tiene una familia que comparte con él su dedicación la navegación en vela y patrocina todos los encuentros en los que participa. /FOTO LAURA LUNA

¿Cómo resuelve un santandereano, residente de la ciudad de Bucaramanga, dedicarse a la navegación a vela?
Hace cuatro años que me dedico a la práctica de este deporte. Mi familia viaja todos los fines de semana a la Mesa de los Santos. En un principio mis hermanos y yo esquiábamos en el lago, mientras mi mamá -que fue la que empezó- navegaba. Un día se dañó la lancha y decidimos, navegar con ella. Y ahí me quedé, después de que arreglaron la lancha, no volví a esquiar, lo mío era navegar.

¿No hay una ventaja evidente entres quienes entrenan en el lago semanalmente y quienes lo hace diariamente, en el mar?
Aunque aquí en Bucaramanga para practicar es necesario trasladarse a La Mesa de los Santos, los espacios de entrenamiento que están en los clubes de Casa de Campo y Acuarela tienen lagos pequeños pero éstos poseen condiciones favorables de viento y clima que contribuyen beneficiosamente al proceso de formación del navegante. De todos modos la práctica al interior del país no es ventajosa, la gente que vive a orillas del mar entrena mañana, tarde y noche, nosotros debemos movilizarnos para hacerlo.

¿Porqué escoger la navegación sobre deportes más reconocidos departamental y nacionalmente?
La competencia entre navegación y fútbol por ejemplo es muy impar, porque la navegación es desconocida, nadie irá a una regata a sólo ver porque no entenderá la competencia y es así muy difícil que la gente se apasione. Es un deporte muy emocionante que maneja desde estrategia hasta la exigencia física, la experiencia de navegar y el contacto con el agua es relajante, satisfactorio.

¿Qué sacrificios hace un joven, estudiante de VII semestre de ingeniería mecánica de la Universidad Industrial de Santander, para cumplir sus metas deportivas y académicas?
La navegación exige algo de agilidad y destreza, pero no es difícil. Las ganas son fundamentales hay personas que aprenden en un solo día, mientras otros tardan dos o tres fines de semana. Para mí la navegación no es un sacrifico, es un plan familiar asistir a los entrenamientos, es una práctica que me llena de satisfacción personal. Mi rutina esta entre los fines de semana en el barco y los días de entre semana, en el gimnasio.

 ¿Quiénes apoyan a los casi aproximadamente 20 navegantes que hay en la Liga de Velas de Santander?
En Bucaramanga no hay incentivos para fomentar el deporte, la Liga de Vela de Santander intenta patrocinarnos pero esta práctica es poco promocionada y se ve arrinconada por otros deportes. Cuando uno dice que practica navegación a vela en Bucaramanga en un lago, se pierde como credibilidad se demerita la labor de quienes nos dedicamos a este deporte, pues la gente no conoce el entrenamiento ni las técnicas de navegación. La liga d tiene como misión apoyarnos, pero es difícil obtener recursos primero porque éstos entran solo por el Instituto Departamental de Recreación y Deporte de Santander (Indersantander) no hay contribución de otros empresas. El apoyo está basado solo en la familia y los intereses personales.

GetAttachment...

Las embarcaciones a vela o veleros son barcos en los que la acción del viento sobre la vela constituye su forma principal de propulsión. / FOTO SUMINISTRADA

¿Qué características tiene el entrenamiento en el departamento?
A diferencia de lo que se creería la ausencia de playas no es un obstáculo, contamos con lagos que permiten la navegación y el desarrollo de capacidades físicas. Santander tiene como cuatro o cinco mujeres que practican el deporte, aquí sólo existen dos tipos de barcos, el sunfish que es más fácil de maniobrar, con una vela más pequeña e ideal para menores de 15 años, y el optimist, para competidores en general y subdivido en categorías como mujeres, hombres y mayores de 55 años. Esa es una desventaja, las categorías están ligadas a el tipo de barco con le que se entrena, por ejemplo Santander cuenta con barcos de una sola vela, lo que indica que puede ir solo un pasajero. Navegar con otro tipo de barcos nos daría ventaja en las competencias y abriría nuestro campo competitivo.

Quizás en los lagos sea seguro pero ¿La navegación no es un deporte riesgoso?
No, en realidad es más seguro de lo que se cree. Existe un reglamento nacional general, al que se deben acoger todos los barcos y los competidores, allí se explican las reglas de cómo se deben conducir los pasajeros, quién tiene prioridad en un encuentro de botes y cómo se interponen sanciones y protestas. Además las normas de seguridad son claras, chaleco y pito, son los requerimientos básicos de competencia.

Las últimas participaciones no han sido significativas ¿Qué viene para Juan Sebastián Gómez Meyer en el mundo de la navegación a vela?
Definitivamente estoy preparándome en miras a la competencia nacional, estoy listo para hacerle frente a las competencias nacionales del año entrante en Cali, Valle del Cauca. En este deporte hay que dedicarse, apasionarse. Insistiré en la participación en otras categorías quisiera mejorar mis habilidades para al navegación e incursionar en otros campos del mismo deporte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: