“El Atlético está en mora con la ciudad”

La época dorada del Bucaramanga no dependió únicamente de buenos jugadores. Los técnicos, las directivas y la hinchada fueron fundamentales para vivir momentos de goles y para ver un estadio lleno los domingos.

Por Melissa García Neira
mgarcia16@unab.edu.co

 El Domingo 18 de octubre de 2009 el partido fue contra el Real Santander. El resultado fue un empate de 2 a 2, lo que no dejó satisfechos a los seguidores, que aunque ya no asisten en igual número que antes,  están pendientes de lo que pasa con el equipo ‘leopardo’.

Ya no se ven en las puertas del estadio ‘Alfonso López’ las familias que viven de la venta de comida, camisetas y bebidas porque ya no hay quien les compre a todas. No se agota la boletería ni los fanáticos salen afónicos de entonar las canciones de apoyo en los partidos como ocurría antes, cuando el equipo ganaba con frecuencia y estaba en la primera categoría.  

fOTO1

Este era el estadio ‘Alfonso López’ un domingo cuando el Atlético estuvo en la primera categoría. Para los hinchas es una desilusión que el equipo haya bajado de nivel.

El descenso desmotivó al técnico, a los jugadores y a los apasionados que se volvieron  “hinchas de prensa y radio que quieren saber cómo le va al Atlético pero ya no van al estadio como antes”, como sostiene Fernando Pabón, comentarista deportivo.

Dos de los tres jugadores argentinos que vinieron a ser parte del Atlético Bucaramanga renunciaron al equipo. Julián Wajnsztenj y Mauricio Pedano, según éste último por problemas económicos y porque no se les permitió jugar por algunas posiciones inamovibles que tiene el técnico, Jesús ‘Kiko’ Barrios, en la cancha. En nada se parece esto a los jugadores que vinieron desde Argentina y Uruguay, que se quedaban en el equipo mucho tiempo y se comprometían realmente con el.

Los jugadores de la época dorada
Cuando se habla de este momento (de 1951 a 1964) se hace referencia a los jugadores que hicieron posible el triunfo, a los técnicos y a la mesa directiva que supieron manejar, en su momento, a un equipo que se esmeraba por darle gloria a una numerosa hinchada.  

Este equipo estaba conformado en su mayoría por jugadores extranjeros que llegaron a la ciudad por la huelga de futbolistas que se padecía por ese entonces en el Suramérica. Esto permitió que en el Atlético Bucaramanga, y en casi todos los equipos nacionales, debutaran jugadores de gran categoría. “Pereira tenía paraguayos, el Junior tenía brasileros, el Cúcuta Deportivo tenía uruguayos y el Atlético Bucaramanga, Millonarios y Santafé tenían argentinos”, afirmó Hermán ‘Cuca’ Aceros, ex jugador del equipo ‘leopardo’. Igualmente, uruguayos y paraguayos conformaron el equipo que le permitió alegrías los domingos a la ‘Ciudad Bonita’.

Entre los que vinieron, cabe recordar al portero argentino José Cayetano Fraccione, al `Judío´ Stenberg, a Juan Cardoza, a Carlos Umaña, al ‘Toto’ Bernasconi, a  Miguel Zazzini, Carlos Gambina, Raúl ‘Colorado’ Di Marco, Nicolás Gianastasio,  y De Ambrossi. 

Luego vinieron otros comprometidos. Entre ellos Américo Montanini, el mayor goleador del Atlético Bucaramanga (134 goles), el argentino Roberto Pablo Janiot, Eugenio Casalli, Hugo Scrimaglia, Roberto Marini, Fernando Berto, Adolfo Riquelme, Samuel Otero y Hermán `Cuca´ Aceros en la época de los 60; quien es considerado uno de los mejores jugadores del equipo hasta hoy y además fue uno de los jugadores que marcaron gol en el fámoso 4-4, contra la Unión Soviética del primer mundial al que fue Colombia, Chile 92.

Esos jugadores del ayer son recordados con nostalgia por los narradores deportivos, quienes afirman que lo que les sobraba a los de antes era amor por la camiseta, verdadera pasión y compromiso por lo que hacían. “A pesar que no todos habían nacido acá, tenían verdadero sentido de pertenencia. Jugaban más por divertirse que por la plata. Los de antes tenían garra, coraje y sentimiento por la camiseta. Algo que hoy en día ya casi no ocurre”, afirmó Juan Manuel González Bustos, comentarista deportivo.  Fernando Pabón, sobre la diferencia del Atlético de antes y el de ahora sostiene: “era un equipo con mayor apoyo, tanto de la empresa como de los dirigentes apasionados, había entusiastas comprometidos, una prensa unida, inclusive, ciertos apoyos aunque muy débiles, del gobierno, a los ‘canarios’ se les profesaba amor”.

140El amor y el compromiso por parte de los jugadores empezaron a esfumarse desde que el fútbol se volvió un elemento de compra y venta.  El sentimiento por la camiseta pasó a un segundo plano. Empezó a ser más importante para los jugadores salir del país que luchar por el equipo, lo mismo ocurrió con las acciones de los equipos y con la venta de los mismos, los jugadores se volvieron nómadas.

“Todo se comercializó como en el ciclismo. Antes era el Atlético Bucaramanga contra el Junior de Barranquilla, o el Santafé de Bogotá. Hoy en día es Coca-Cola contra Bavaria, Bavaria contra una multinacional. Este es uno de los factores que ha conllevado a que los jugadores de hoy no tengan el sentido de pertenencia que tenían los jugadores del ayer”, sostiene González Bustos.

Américo Montanini, jugador argentino, llegó a la ciudad un sábado en plena feria, con una fractura del quinto disco lumbar y sin tres años de juego; debutó al otro día de su llegada cuando el técnico de entonces, Norberto Peluffo, se lo pidió y marcó el primer gol de los 134 que anotó durante su trayectoria en el Atlético. Ese día logró el empate. Sobre el tema, Montanini manifiesta que “en los extranjeros primaba el amor de jugar al fútbol, todos queríamos jugar y así nació inmediatamente el cariño por la institución. Si uno no tiene eso no puede progresar”.

Hernán ‘Cuca’ Aceros, empezó a jugar en el equipo ‘amarillo’ a los 17 años. Llegó por intermedio de Miguel Ángel Zazini, jugador del Atlético que lo vio en un campeonato nacional de Medellín y es de los jugadores más recordados de hoy; afirma al igual que Montanini que “la pasión todavía existe, lo que había antes que ya no hay, es amor. Los extranjeros que venían, a parte de ganarse unos dólares, venían con la convicción de hacer las cosas bien, de que tenían un equipo para ganar y profesaban respeto por lo que hacían, querían a la ciudad y querían la institución” y esto cooperó para obtener los resultados de entonces.

“En ese tiempo no existían dueños, ni acciones, ni el equipo se compraba y se vendía como si fuera una mercadería. Los dirigentes eran personas muy reconocidas y apreciadas en la ciudad, muchos de ellos alcaldes y gobernadores. Sobre todo, se le profesaba un verdadero cariño y respaldo”, sostiene el ex alcalde y ex presidente del Atlético Bucaramanga (fue presidente durante 12 años), José Luis Mendoza Cárdenas.

Los hinchas

152“Ahí viene el goooool, ahí viene el gooooool”, es lo que se suele escuchar acompañado con las palmas en las tribunas del estadio ‘Alfonso López’ cuando hay partido. Antes, se escuchaba con más fuerza y se veían las tribunas llenas. También se agotaban las boletas para ir a ver “al equipo del alma” y el Atlético se pagaba con la boletería de los partidos. “Cuando el Atlético estaba en la A iban al estadio entre 3 mil a 10 mil personas, ahora en la nueva posición entran entre mil y 3mil”, asegura Juan Crisanto García Peña, seguidor del Atlético Bucaramanga.

El equipo tiene una barra numerosa (cerca de 3.000 integrantes) que ha acompañado al equipo desde su fundación hace 63 años (15 de octubre de 1946). Estos seguidores se hicieron más notorios en 1997 cuando el equipo fue subcampeón del torneo Adecuación y clasificó a la Copa Libertadores de América.

Desde que el equipo bajó a la categoría B (16 de noviembre de 2008) el estadio ya no se llena igual. Las familias que se beneficiaban indirectamente se han visto afectadas porque la gente ya no va a ver al equipo. “Acá parecen simpatizantes, cuando va ganando van, cuando no, no van. ¿Y eso qué es?”, dice Montanini.

No sólo en Bucaramanga, en Colombia, la gente va al estadio cuando el equipo gana. “Hoy en día no es que no hayan hinchas del Atlético, la gente no va porque el equipo no gana y por eso los hinchas han perdido un poco el amor por la camiseta, pero Bucaramanga tiene una de las mejores aficiones que hay en este país”, sostiene ‘Cuca’ Aceros.

Para los jugadores es fundamental tener seguidores, ver el estadio lleno para motivarse. Jesús ‘Kiko’ Barrios, de su época de jugador en el Atlético (1991) extraña a los hinchas. “Cuando yo era jugador había más afición, el estadio siempre estaba lleno. Eso es muy motivante. Eran casi 22 mil personas”, agrega.

Los seguidores son los que le dan la fuerza y apoyo a los jugadores, esa presión de que tanta gente está viendo despierta en el juego el compromiso de no perder y la motivación para ganar. “Son la base, sin eso es como un sancocho sin carne. No sabe a nada”, manifiesta ‘Cuca’ Aceros.

De la A a la B

ia 062No se sabe en qué momento exacto se alejaron los fanáticos. Lo que sí se tiene claro es que la pérdida de la categoría A, ese domingo 16 de noviembre,  influyó esta situación. Las razones del descenso del Atlético se sustentan en malos manejos deportivos y en la falta de resultados en la cancha.

González Bustos afirma sobre el descenso que “es la ratificación de que aquí se han perdido muchos valores. Desde los directivos y los jugadores que piensan sólo en la plata, la desidia de muchos de los aficionados (son muy pocos los fieles) y desde luego, los periodistas deportivos también tienen culpa”.

Estar en la B es una cadena de errores que alejó a los seguidores y perjudicó a la ciudad, “Nos dejó colgados de la brocha. Los hinchas todos sentimos un profundo dolor”, dice Mendoza Cárdenas.

Pabón considera una “tragedia deportiva” haber perdido la categoría, basado en que es un equipo de tradición, reconocido y profesional que no merece ni por su trayectoria ni por su hinchada estar en ese lugar. “Como hincha uno siempre quiere ver a su equipo en un nivel alto y con la baja de categoría todos nos desilusionamos”, afirma García Peña.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: