¡Pilas con el hueco!

Este es el estado de la carrera 51 con calle 71 en el barrio Lagos del Cacique. /FOTO ADRIANA MARÍA SERRANO SANÍN

15 hizo un recorrido por los barrios de la ciudad y este fue el estado en el que encontró sus vías.
Por Adriana María Serrano Sanín
aserrano8@unab.edu.co

Bucaramanga cuenta con un parque automotor de 113.362 motos y automóviles públicos, particulares y oficiales, (según cifras de la oficina de sistemas de la Dirección de Tránsito y Transporte de Bucaramanga), los cuales, sumados a los del área metropolitana circulan por una malla vial deteriorada.
La ciudad se ha visto congestionada de obras y cambios de sentido en las vías desde que iniciaron las obras del sistema integrado de transporte Metrolínea que será inaugurado el 22 de diciembre de este año. Pero, en el recorrido hecho por 15, el descuido se encontró en calles diferentes a las que están interviniendo las obras de este sistema.
La ruta se realizó en sentido norte- sur y comprendió los barrios: San Alonso, Cabecera del Llano, Álvarez, San Francisco, Campo Hermoso, el Centro, la Pedregosa y Lagos del Cacique; y se registraron las siguientes calles: la carrera 15, 33,36 y 9; la avenida Quebradaseca y la calle 45.

Lo que se está haciendo
El secretario de infraestructura de la Alcaldía de Bucaramanga, Álvaro Ramírez Herrera, dice que “es cierto que la ciudad está bastante deteriorada pasaron cuatro administraciones sin hacer intervención de espacio público”, pero que ahora existe un plan para recuperarlas. Añade que “todo el deterioro de la malla vial de la ciudad obedece a que no había habido una intervención en reposición de redes”, y que las que se están realizando ahora son “una ampliación del diámetro de la tubería, ya que la demanda del servicio aumentó, la reposición e implementación de nuevos servicios telemáticos”, y también, por la aplicación del acuerdo 027 de 2007 de intervención de espacios públicos, en el que se establece que todos tienen que llevar las redes de manera subterránea; a lo que el secretario afirma que “nosotros vamos detrás de esta intervención con la recuperación de la malla realizando el ‘parcheo’ ”.
Ramírez Herrera, asegura que en la reposición de redes de alcantarillado y de acueducto que hubo en la mayor parte de la ciudad, no se hizo un trabajo “bien elaborado”, obras que según el secretario las hace la Empresa Pública de Alcantarillado de Santander (Empas) y el Acueducto Metropolitano de Bucaramanga (AMB).
En este año se ha invertido alrededor de 4 ó 5 mil millones de pesos, fuera de licitaciones, en la comuna 14, la recuperación de la vía a Cúcuta, a Chimitá, y ahora se está tramitando la licitación de la obra de pavimentación de la vía que comunica la calle 65 con el barrio Gran Ladera, advierte el secretario. Entre las inversiones realizadas en la ciudad están los 600 millones de pesos en el barrio Campo Hermoso. Ramírez Herrera, enfatiza que “realmente cualquier recurso que se invierta no se nota porque la malla está muy deteriorada”, y que la meta de este año es poder sacar lo máximo del inventario de huecos de lo que es meseta de Bucaramanga.
En este momento, la Secretaría de Infraestructura está esperando un estudio de movilidad realizado por la Universidad Industrial de Santander (UIS), en el que se entrega un análisis y diseño de 100 kilómetros de vía, de los casi 500 que tiene la ciudad, para el que se deben buscar recursos por casi 250 mil millones de pesos.

Especificaciones técnicas

La respuesta dada por el secretario de Infraestructura a la forma como se está recuperando la malla vial de la ciudad, es que “se hace el parcheo y luego se le echa un sello. Una vía con estas especificaciones debe durar cinco años sin intervención”. Contrario a como lo asegura Victoria Gamán, asesora del estudio de movilidad de la UIS, quien afirma que se están construyendo vías de alto tráfico sin modificar la estructura adecuadamente, en las que se usan materiales menos resistentes, y que para una óptima conservación de la malla se deben realizar arreglos cada 5, 10 y 15 años, ya que cada año el pavimento disminuye su espesor, por lo tanto, disminuye su capacidad. Entonces, su recuperación queda muy complicada. Además, dijo que si no se manejan bien las obras de drenaje, si no se garantizan buenas alcantarillas, no se van a tener buenas vías. Agrega que no existen fondos suficientes ni personal para que identifique los huecos que hay por toda la ciudad.
Respecto a los tipos de material que deben ser usados, Gamán dice que “debe ser un material uniforme en su composición, estar totalmente triturado, no debe tener las caras redondeadas, pero como están sacando material del río sí las tiene; el material que más garantiza durabilidad es el tiler, que debe venir de la roca triturada y no del río, y por último, el asfalto duro y modificado para las vías urbanas de alto tráfico con clima cálido”.

No hay quien maneje el tránsito en los arreglos que hacían en la carrera 49 al frente del Instituto Caldas. /FOTO ADRIANA MARÍA SERRANO SANÍN

Los usuarios
Conductores de transporte de servicio público tienen opiniones encontradas. Mientras que Campo Elías Gómez Martínez, vocero oficial del gremio taxista, dice que “la malla vial está totalmente deteriorada, abandonada”, que no se ve trabajo por ningún lado, que hay barrios en la ciudad a los que no se puede ir como La Feria y la carrera 17, y que “no se ve qué se está haciendo con la sobretasa de la gasolina”. Édgar Quintero, evaluador de competencias de conductores de Lusitania y conductor de bus, comenta que las vías han mejorado por las obras de Metrolínea, pero que hay algunos barrios al sur de la ciudad, que “parecen caminos de herradura, que están completamente destrozados”.
Ambos coinciden en que en Bucaramanga hay zonas que no tienen una infraestructura que facilite la circulación del parque automotor que tiene registrados la dirección de tránsito de la ciudad. Y que pese a que la secretaría de Infraestructura acepte la situación actual de las vías, los conductores piden una acción visible y pronta que proporcione una malla vial propicia para su tránsito.

A continuación una serie de infografía que ilustra los huecos registrados en el recorrido.

El recorrido inició desde la calle 11 con carrera 15, estos son unas muestras de los huecos que se pueden encontrar por estas vías. /INFOGRAFÍA ADRIANA MARÍA SERRANO SANÍN

Así se encuentra la calle 17 entre carrera 11 y 15. /INFOGRAFÍA ADRIANA MARÍA SERRANO SANÍN

Así se encuentra la calle 17 entre carrera 11 y 15. /INFOGRAFÍA ADRIANA

 

El barrio Lagos del Cacique y la vía al Cementerio La Colina es uno de las zonas con mayor deterioro. /INFOGRAFÍA ADRIANA MARÍA SERRANO SANÍN

La intersección de la Avenida Quebradaseca con la carrera 27 y la 26. /INFOGRAFÍA ADRIANA MARÍA SERRANO SANÍN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: