Metrolínea, de promesa a la incierta entrega

septiembre 8, 2009
A pesar de las críticas, Félix Francisco Rueda Forero, gerente de Metrolínea se mantiene firme al declarar que entregará la primera fase el 22 de diciembre.

A pesar de las críticas, Félix Francisco Rueda Forero, gerente de Metrolínea se mantiene firme al declarar que entregará la primera fase el 22 de diciembre.

Comerciantes, transportadores e ingenieros ponen en entredicho el estreno de las obras. Para Félix Francisco Rueda Forero, gerente de Metrolínea, la navidad llegará con la puesta en funcionamiento de este proyecto en la ciudad. Gremios consideran que es “irresponsable” e “insensata” la decisión.

 

 

 

 

 

 

 

 

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Un nuevo diseño para el viaducto de la novena

agosto 18, 2009

La tercera sería la vencida

A pesar de que el viaducto de la carrera novena contó con un primer diseño en 1995 y luego con un segundo en mayo del presente año, tres meses después se presenta uno nuevo a  petición del primer mandatario de Bucaramanga.

Por Daniela Franco Gutiérrez

dfranco3@unab.edu.co

en el cementerio Universal, ubicado en la carrera novena con calle 45, comenzaría el viaducto de la novena

en el cementerio Universal, ubicado en la carrera novena con calle 45, comenzaría el viaducto de la novena

Después de 19 meses de administración y con el pretexto de “modernizar” la ciudad y atraer mayor número de turistas, el alcalde de Bucaramanga, Fernando Vargas Mendoza,  requirió la presentación de un nuevo diseño para la construcción del viaducto de la carrera novena, en enero del año 2010. Aproximadamente para el 20 de agosto la Alcaldía espera que los planos sean entregados  por la firma Diseños Viales Urbanos,  y seguidamente que se haga la apertura a las licitaciones de la obra.

Se trata de un tercer boceto para el mismo proyecto, si se tiene en cuenta que el primero se presentó en la década de los noventa (1995) cuando la propuesta de la obra surgió. Ese primer diseño quedó en el ‘congelador’ durante las administraciones de Jaime Rodríguez Ballesteros, Luis Fernando Cote Peña, Iván Moreno Rojas y Honorio Galvis Aguilar hasta llegar a la administración actual. “Fernando Vargas en su campaña política dice `voy a hacer el  viaducto de la novena´, entonces se desempolva el viaducto de la novena y ellos contratan unos nuevos diseños. Vargas coge esto como su bandera de campaña, y como lo promete,  lo incluye dentro de su plan de desarrollo”, mencionó Florentino Rodríguez Pinzón, presidente de la Sociedad Santanderana de Ingenieros.

Diecisiete meses después de haber asumido la administración de Bucaramanga, la alcaldía cuenta con la propuesta de un puente  de dos calzadas, cada uno con tres carriles, separador central y 560 metros de longitud, además de dos intercambiadores en cada lado, uno en la calle 45 y otro en el barrio mutis, adicionando 310 metros más. Tres meses más tarde el viaducto sigue planteado con las mismas características pero en una versión de puente colgante o “atirantado”.

Así es la estructura de un puente colgante o "atirantado" como se pretende construir en el viaducto

Así es la estructura de un puente colgante o "atirantado" como se pretende construir en el viaducto

La preocupación de la Sociedad Santandereana de Ingenieros se basa en la limitación presupuestal, ya que de contar a principio de año con créditos y préstamos que sumaban más de 650 mil millones de pesos para las obras de infraestructura de la ciudad,  ahora sólo disponen de un crédito de 100 mil millones otorgado por la Financiera de Desarrollo Territorial, para el viaducto en cuestión y no se alcanza a cubrir el costo total de las otras obras y la vía de acceso por la Avenida Quebradaseca.

De esta manera, sin vías despejadas que lleven vehículos a hacer uso del viaducto, resulta inconveniente la inversión en el proyecto. “Lo que le hemos sugerido al alcalde es que sopese muy bien qué tan conveniente es que hagamos un viaducto al cual no va a ser fácil llegar y donde nos vamos a gastar todo el recurso que tenemos,  y dejamos atorada la ciudad. Entonces si no tenemos asegurada la venta de Telebucaramanga o no hay otros recursos, lo que le aconsejamos al alcalde es que mire muy bien las prioridades y de pronto pare un poquito el viaducto de la novena y concentrarnos más en los intercambiadores claves como lo son, en su orden, el de Neomundo, carrera 27 Mesón de los Búcaros y Quebradaseca con carrera 15”, afirmó Rodríguez Pinzón.

El secretario de planeación municipal, Rodrigo Fernández Fernández, sugiere que por  ser complemento del sistema integral de transporte masivo, este proyecto hoy cobra mayor vigencia. “Es necesario ofrecer alternativas de movilidad entre norte y sur del área metropolitana de Bucaramanga. La importancia no es sólo del viaducto sino del proyecto macro que es una comunicación desde las instalaciones del acueducto de Bucaramanga hasta el anillo vial que une Floridablanca y Girón”, señaló Fernández.

El propósito de esta obra surge de la necesidad de descongestionar los viaductos García Cadena y el de La Flora, atrayendo tráfico que se moviliza de oriente a occidente por la calle 36 con carrera novena y facilitar el flujo vehicular de los barrios del occidente y norte de la ciudad.

De los 100 mil millones de pesos, el 80% se destinará solamente para el puente, es decir, 80 mil millones, y los 20 mil restantes tendrían que cubrir los gastos de los respectivos intercambiadores (calle 45 y barrio mutis) que según cuentas de la Alcaldía se estiman en 10 mil millones cada uno.  De ser aprobado el tercer diseño en este mes, se “arrancaría el proceso de compra de predios, los que sean necesarios para los accesos al viaducto y posteriormente el proceso licitatorio”, insistió Fernández, quien además estima una duración de 24 meses arrancando a principios de 2010.

La Secretaría de Planeación Municipal manifiesta  agrado por el impacto social que este proyecto pueda traer debido a que “cuando se mejoran las condiciones de movilidad, inmediatamente están mejorando las condiciones y la calidad de vida de los ciudadanos. En la medida en que podamos ahorrar tiempo al conductor o a quien se desplaza, estamos entregando tiempo para su esparcimiento, para compartir en familia”, explicó Fernández.


Taxistas denuncian irregularidades

agosto 18, 2009

Abrirían 1.200 cupos nuevos

Según el Ministerio de Transporte en un decreto de 2001 para aumentar un parque automotor de vehículos de servicio público, las autoridades competentes deben realizar un estudio que justifique la necesidad de estos en el municipio. Entonces, ¿se hizo un estudio previo para la autorización de nuevos cupos en Bucaramanga y su área?

Por Adriana María Serrano Sanín

aserrano8@unab.edu.co

Código de barras que legaliza a los taxis en el censo que realiza el Área Metropolitana. Taxi que no lo tenga será inmovilizado por las autoridades de tránsito. /FOTO ADRIANA MARÍA SERRANO

Código de barras que legaliza a los taxis en el censo que realiza el Área Metropolitana. Taxi que no lo tenga será inmovilizado por las autoridades de tránsito. /FOTO ADRIANA MARÍA SERRANO

Campo Elías Gómez Martínez, miembro de la Veeduría Metropolitana de Taxistas y presidente de la Asociación de Taxistas de Santander, asegura que las autoridades de los diferentes municipios junto con la entidad Área Metropolitana, pretenden abrir 1.200 cupos nuevos para la circulación de vehículos tipo taxi, que serían asignados para reemplazar los buses que salen de las vías por la entrada en funcionamiento de Metrolínea. Gómez Martínez, con pruebas en mano, aseguró que ya comenzaron a hacerlo con los cupos otorgados en Floridablanca, avalados con el código de barras de Taxi Legal del censo que realiza la entidad Área Metropolitana.

Las razones que tiene la Alcaldía de Floridablanca para abrir once cupos, es que estos ya habían sido asignados en 1996 por decreto municipal, en el que se autorizaba el ingreso de 199 taxis de servicio público urbano o municipal, a la empresa Flotax Taxis de Floridablanca S.A; de los cuales, según Humberto Castro Anaya, secretario general y jurídico de la Dirección de Tránsito y Transporte de Floridablanca, en la época se matricularon sólo 188 y los 11 restantes son los que decidieron matricular en 2009.

Gabriel Alfonso Saavedra, director encargado del Área Metropolitana, aclara que no está autorizando la matrícula a ningún vehículo tipo taxi respetando el decreto metropolitano de 1997, en el que se congela el parque automotor; y que “las decisiones tomadas en Floridablanca son competencia exclusiva de las autoridades de ese municipio”, misma intención manifestada en una carta de esta institución dirigida al director de Tránsito y Transporte de Floridablanca, Luis Eduardo Rodríguez Pinzón, el 27 de julio de 2009.

El alcalde de Bucaramanga Fernando Vargas Mendoza dice que no ha autorizado más cupos para taxis en el municipio, argumentando que la ciudad no tiene capacidad para recibirlos.

 

Imágenes de taxis con numeración posterior a 07206 que prueban, según el gremio taxista, que si se están abriendo nuevos cupos en la ciudad y su área. /FOTO ADRIANA MARÍA SERRANO

Imágenes de taxis con numeración posterior a 07206 que prueban, según el gremio taxista, que si se están abriendo nuevos cupos en la ciudad y su área. /FOTO ADRIANA MARÍA SERRANO

 

Lo que establece la ley

Para que un vehículo pueda circular brindando servicio individual, lo primero que tiene que conseguir es un cupo, que es otorgado por el municipio. Lo siguiente, es sacar la matrícula del vehículo que es otorgada por las entidades de tránsito municipales. En el caso de Bucaramanga y el área metropolitana existen los cupos municipales y los urbanos, los primeros, dados para transitar sólo por el municipio en el que se otorgó el cupo; y los segundos, otorgados para la circulación por toda el área metropolitana.

Es por esto que el 2 de enero de 1997 por decreto metropolitano, se congeló el parque automotor y se censaron los taxis con la figura de números verdes, (numeración ubicada en los laterales y parte superior del vehículo), llegando hasta la enumeración 07206, es decir, un total de 7.206 taxis autorizados desde 1998; de los cuales, 6.608 son de cupo metropolitano y 598 de cupo urbano.

El gobierno nacional el 5 de febrero de 2001 a través de un decreto del Ministerio de Transporte y que sigue en vigencia hoy, establece que para el ingreso de vehículos a un parque automotor, “las autoridades de transporte competentes no podrán autorizar el ingreso de taxis al servicio público de transporte, por incremento, hasta tanto no se determinen las necesidades del equipo mediante el estudio técnico”. Según el decreto, el estudio se realizaría teniendo en cuenta los siguientes parámetros: determinar las características de la oferta de vehículos que se necesiten y sus requerimientos.

Los cupos asignados en Floridablanca fueron autorizados en 1996 como cupos urbanos, por lo que sólo circularían en el área que limita a su municipio. Si se hacen las cosas según la ley, los taxis que tienen cupo urbano sólo podrían circular por su radio de acción municipal, y para esto se necesitaría mayor control de las autoridades de tránsito de todos los municipios que conforman el área metropolitana.

Gómez Martínez asegura que no se ha realizado ningún estudio para otorgar estos once cupos, y que el decreto de 2001 del Ministerio de Transporte deja sin vigencia las disposiciones anteriores sobre el tema. Mientras que, Castro Anaya asegura que “se elaboró y se presentó el estudio, por lo tanto se está hablando de una capacidad transportadora expedida desde el año 96”, y que “en su momento se llenó todo de acuerdo con la normatividad vigente para la época”.

 

 

 

 

Aviso ubicado en la parte posterior de algunos taxis, con la intención de convocar a un paro el 3 de agosto. /FOTO ADRIANA MARÍA SERRANO

Aviso ubicado en la parte posterior de algunos taxis, con la intención de convocar a un paro el 3 de agosto. /FOTO ADRIANA MARÍA SERRANO

El paro

 

 

 

El pasado 3 de agosto se llevó a cabo un paro convocado por el gremio taxista, en el que se hacían las denuncias acerca de los nuevos cupos asignados. Según Gómez Martínez, se estaba realizando el incremento de este tipo de vehículos “por debajo de la mesa”.

Gómez Martínez asegura que después de la reunión entablada con las autoridades municipales representadas por Néstor Castro Neira, alcalde encargado de Bucaramanga; las de tránsito encabezadas por el secretario general y jurídico de la Dirección de Tránsito de Floridablanca, Humberto Castro Anaya y la directora de Tránsito de Bucaramanga Elvia Sarmiento Osma; el director regional del Ministerio de Transporte, Rodolfo Vargas Gómez; y los representantes de el gremio taxista, Carmelo Guerrero y Campo Elías Gómez,  se escribió un acta en la que las partes acordaban quitar el adhesivo de ‘Taxi Legal’ y, sacar de circulación los once vehículos que habían autorizado en Floridablanca. Castro Anaya habló con 15 y señaló que “lo que ahora se hizo fue darle cumplimiento a un decreto que estaba firme, que no había sido objeto de nulidad”; además advierte que “ni el alcalde de Floridablanca, como tampoco el director de Tránsito, han expedido un incremento en capacidad transportadora”. Además, asegura que en el censo realizado en 1998 sólo se tuvieron en cuenta los vehículos matriculados a la fecha; y que el decreto levantado en la época por la entidad Área Metropolitana no puede contradecir un decreto municipal, porque la facultad para otorgar los cupos de tipo urbano la tiene el alcalde de cada municipio. 


Los cepos, de nuevo en Bucaramanga

agosto 18, 2009
En la calle 44 con carrera 34 es evidente la obstrucción del paso vehicular, debido a los parqueaderos improvisados que ocupan ambos lados de la vía. /FOTO CATALINA RAMÍREZ SERRANO

En la calle 44 con carrera 34 es evidente la obstrucción del paso vehicular, debido a los parqueaderos improvisados que ocupan ambos lados de la vía.

Problemas de movilidad

Los cepos, de nuevo en Bucaramanga

Voceros de los gremios económicos proponen a la Alcaldía los inmovilizadores como una solución para recuperar el espacio público en la ciudad.

Por Catalina María Ramírez Serrano

cramírez5@unab.edu.co

Los cepos amenazan con volver a ser el mecanismo de castigo de los conductores ‘mal parqueados’. Este instrumento utilizado con el fin de inmovilizar los vehículos infractores de la reglamentación local, concerniente al tema de tránsito y espacio público, podría regresar a la capital santandereana, según la propuesta que hicieron los gremios al alcalde de Bucaramanga, Fernando Vargas Mendoza.

Bucaramanga es recordada por la gente como la ‘ciudad bonita’ o ‘cordial’, pero hoy en día la cantidad de andenes y calles ocupadas en su totalidad de carros que impiden la segura y libre circulación de transeúntes, pone en entre dicho esta calificación de la ciudad y su atractivo para los visitantes.

Quien dio a conocer la propuesta fue Juan Camilo Beltrán Domínguez, director ejecutivo seccional Santander de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), con el argumento que para la solución de esta situación “hay que realizar acciones a corto plazo y una de éstas es volver al esquema de los cepos”.

La llegada de los cepos a la ciudad, no es novedad. En el año 2003 durante la alcaldía de Néstor Iván Moreno Rojas se usaron para prevenir la invasión del espacio público, pero la confusa administración de la Unión Temporal Ciudad Móvil generó una negativa por parte de la ciudadanía hacia los cepos. Ésta medida terminó en abril de 2006, a raíz de un fallo del Tribunal Administrativo de Santander el cual determinó que un particular no puede regular el espacio público, además, porque atentaba contra las arcas del municipio debido a que la mayoría de los recursos iban para el particular.

Para Beltrán Domínguez, el problema de movilidad en la ciudad es causado por diversas situaciones. Asegura que esta problemática se debe a que “existe demasiada indisciplina por parte de la gente, no hay sentido de pertenencia de la ciudad, y falta mucha autoridad por parte de las personas que controlan el tráfico de Bucaramanga”.

La propuesta de los gremios es que en esta ocasión los inmovilizadores o cepos sean administrados directamente por las autoridades competentes como la Dirección de Tránsito de Bucaramanga y por no un particular como se hizo anteriormente.

Sigue siendo una propuesta ya que la Alcaldía no ha tomado ninguna determinación al respecto. Rodrigo Fernández Fernández,  secretario de Planeación, afirma que “la propuesta se está estudiando pero puede haber otro tipo de opciones como restablecer zonas que puedan utilizarse como parqueaderos y penalizar de forma drástica la ubicación de vehículos en andenes”.

Ante la demora por la respuesta acerca del futuro de la medida, Beltrán Domínguez reconoce que “esta norma podría tener un costo político, pero el costo político de la falta de autoridad es más grande que el de una norma coercitiva de este tipo”.

Los 126 alféreces y las dos grúas son insuficientes ante la demanda de control y regulación del tráfico en la ciudad, según declara Elvia Liliana Sarmiento Osma, directora de Tránsito de Bucaramanga al calificar la situación como “grave y preocupante por la invasión del espacio público por vehículos mal estacionados”.

No hay dónde parquear

La situación del tráfico en la ciudad es crítica. Sumado a los actos de la mayoría de los conductores bumangueses, se le agrega la falta de parqueaderos. Según la base de datos de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, hay registrados 165 parqueaderos en la ciudad.

Édgar Hernández Otero, propietario de Parquearse, una de las empresas de parqueos más grandes de la ciudad, afirma que “cuenta con unos 1.000 cupos para automóviles en toda Bucaramanga”. Ésta es una cifra diminuta en comparación con los 131 mil carros que circulan en la capital santandereana, según la Dirección de Tránsito de la ciudad.

A pesar de que en esta ciudad el promedio de la hora de parqueadero para un vehículo no supera los $1.500, a diferencia de Bogotá en donde el precio de la tarifa por hora oscila entre $5.220 y $2.100; muchas personas en Bucaramanga no hacen uso de este servicio y prefieren parquear sus vehículos sobre los andenes y calles sin importar que se obstaculice el paso de los demás automóviles y personas.

En sectores como Cabecera del Llano, considerado un punto crítico para las autoridades,  la Dirección de Tránsito ha hecho llegar más de 1.700 cartas a los dueños de los establecimientos comerciales con el fin de informar sus obligaciones, como propietarios, de proveer los parqueaderos necesarios para sus clientes, para ayudar a solucionar la invasión del espacio público. Así lo dicta el Acuerdo 065 de 2006, el cual establece que “los parqueaderos en las zonas residenciales no son canjeables, y los establecimientos que funcionan en las áreas de actividad comercial, industrial y dotacional podrán cumplir su cuota mínima de parqueo por gestión asociada, los cuales serán reglamentados por la Oficina Asesora de Planeación Municipal, quien ejercerá el respectivo control para su cumplimiento”.

Reacción de la comunidad

Si bien, por ahora, los cepos son sólo una propuesta, en la comunidad ya hay muchos en contra y pocos a favor. En un sondeo realizado por 15 a 30 personas, 25 de éstas, están en contra de la medida. Muchas de las respuestas están ligadas a la negativa de los ciudadanos por los cepos debido a la experiencia pasada. Miguel García, transeúnte, opina que si la medida “no dio resultado anteriormente, por qué va a resultar ahora”.

Otros ciudadanos consideran que es una medida muy estricta y que se podría solucionar con la presencia de más alféreces. El taxista Freddy Antonio Pardo la califica como “arbitraria” y plantea como solución “que el tránsito haga más presencia en las calles con las grúas sin la necesidad de los cepos”.

Celestino Mojica Peña, concejal de Bucaramanga por el movimiento Convergencia Ciudadana, afirma que “Fenalco debería  preocuparse más por el problema de invasión del espacio público de los vendedores ambulantes, que en su mayoría son patrocinados por grandes proveedores pertenecientes a Fenalco. Al respecto el director de Fenalco respondió: “La gente debe informarse más acerca de las propuestas que Fenalco como gremio hace para el beneficio no sólo de los comerciantes sino de la ciudadanía en general, antes de emitir juicios”.


Planeación vial frena la construcción

agosto 17, 2009

Errores en los perfiles viales impiden el crecimiento inmobiliario, causando un descenso en el desarrollo arquitectónico de la ciudad.

Por Katherine Serpa Pérez
kserpa@unab.edu.co  

La falta de ampliación de vías en el área metropolitana de Bucaramanga afecta la construcción de vivienda. Teniendo en cuenta que el año pasado fue el más productivo de la última década con 899 mil 887 metros cuadrados  edificados, lo que concierne a 403 unidades de vivienda unifamiliar, 2 mil 622 multifamiliar y 248 que corresponden a ampliaciones y comercio, entre otros.

Según la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) Regional  Santander el área aprobada para vivienda este primer semestre de 2009, no supera los 353 mil 720 metros cuadrados, frente a los 462 mil 502 en el mismo periodo de 2008. Lo cual significa una disminución 54,1 % en este indicador.

“Es evidente que Bucaramanga está atrasada a lo que se refiera a malla vial, pero no se puede pedir que se crezca a igual medida que las grandes edificaciones de la ciudad”, expresó Édgar Ballena Flórez, coordinador de vías urbanas de la secretaría de infraestructura de Bucaramanga. Asegura que “hay proyectos de ampliación de vías estancados, porque hay edificios fuera de paramento, lo cual dificulta que no se pueda ampliar la vía como está previsto.

[blip.tv ?posts_id=2505235&dest=-1]

Según la  Ley  388 de 1997 de urbanismo y del Decreto Nacional 879 de 1998, toda vivienda residencial debe cumplir con un perfil dado por la oficina de planeación, que varía en algunos casos: para vivienda, andenes y zonas verdes de dos metros  y  para establecimientos comerciales, andenes de tres metros.

Sin embargo, son proyectos difíciles de cumplir, pues hay residencias que no cumplen esta norma  por su antigüedad, lo que significa para cualquier entidad territorial un problema de expansión, pues es imposible  pedir que corran sus casas metros atrás o en segunda instancia comprar todos los predios que no cumplen con los paramentos legales para la ampliación de las vías.

Los afectados

Olinda Pineda, habitante centro de Bucaramanga

Olinda Pineda, habitante centro de Bucaramanga

Olinda Pineda Durán, habitante del centro de Bucaramanga, dice que  “por mi lado no voy a correr mi casita, porque no cuento con el dinero necesario y tampoco pienso vender, porque esa casita era de mi mamá y es algo así como un patrimonio familiar, aunque sí me gustaría que ampliaran la calle para que todo se viera más bonito y se valorizara la zona”.

Jesus Osma, Maestro de obra.

Jesus Osma, Maestro de obra.

Aunque hay personas como Jesús Osma Mantilla 
que sí está de acuerdo con correr la casa hacia atrás, “pero claro, si el gobierno me colabora con la plata, porque no es culpa mía que cuando yo la hice hace como 46 años no me hayan dicho nada de paramento”.

“La capital de Santander tras este bajón de capital y mano de obra ocasionado por la reducción, tanto en construcción de vivienda, como proyectos a futuro, podría pasar por una crisis ocasionada por el estancamiento de las obras adelantadas”, expresó Roller Alexandro Forero Hidalgo, registrador de proyectos de la curaduria urbana de Bucaramanga.
 
 

Precios por metro cuadrado de vivienda nueva

Estrato 4 De $ 1.400.000 a $ 1.700.000
Estrato 5 De $ 1.700.000 a $2.100.000
Estrato 6 De $ 2.100.000 en adelante.

Fuente: Camacol Santander


Nororiente de Floridablanca en amenaza

agosto 16, 2009
 Desde hace ocho años, barrios como La Trinidad o La Cumbre son considerados ‘zonas de alto riesgo’. La Alcaldía se niega a  invertir allí. Sin recursos para nuevas calles, canchas, salones comunales, a muchos les suena a excusa para no asumir el problema a fondo. Lee el resto de esta entrada »

Opiniones dividas en venta de acciones de Telebucaramanga

octubre 8, 2008

https://periodicoquince.files.wordpress.com/2008/10/infografiafinal20081.jpg